La tecnología que cambia la forma de aprender idiomas

 avalingua_4

Uno de los ejercicios mejor valorados en el mundo de la enseñanza y aprendizaje de lenguas es la producción de textos escritos, las redacciones. No obstante, los profesores suelen utilizarlos escasamente porque su corrección les resta mucho de su tiempo de trabajo dentro y fuera del aula.

 La creación de un sistema que minimice el tiempo de corrección y evaluación puramente lingüísticas puede ayudarlo a una mejor eficiencia profesional. Si el profesor conoce sin esfuerzo y rápidamente los tipos de errores más frecuentes de sus alumnos, podrá dedicar más tiempo a la preparación de materiales y actividades adecuadas para solucionar los casos más problemáticos y hacer un seguimiento exhaustivo del progreso lingüístico de sus alumnos.

Conseguir monitorizar de manera eficaz y precisa la calidad lingüística, dejando al docente el apartado estilístico y de comprensión, sería dar un gran paso para la recuperación de una práctica, la escritura, que guarda importante información sobre nuestro nivel de lengua.

Esta información que puede obtener el profesor sobre sus alumnos en el aula, podría obtenerse de los diferentes cursos de un centro escolar o de idiomas, y tener una idea clara de los grupos y niveles que necesitan más refuerzo lingüístico. Y en el contexto de todo un sistema educativo, una institución u organización estatal podría seleccionar una muestra de centros escolares representativos y conocer, sin grandes inversiones materiales y humanos, el nivel de lengua de la población de estudiantes objeto de la evaluación.

Desde Cilenis Language Technology queremos contribuir a la innovación en educación de lenguas, y por ello hemos emprendido nuestro proyecto más ambicioso, Avalingua, resultado de aunar años de investigación en el ámbito lingüístico y nuestro know-how en el campo de la tecnología.

Descubre qué se esconde detrás de Avalingua en nuestra web.

Esta tecnología cambia la forma de aprender idiomas.